Salinas M. Eduardo

POLÍTICA CON FUNDAMENTO

12 ABR. 2021

Día a día veo, leo y escucho con incrédula y sorprendida atención, comentarios de la gente que seguramente se replican a lo largo y ancho del territorio nacional, (sin generalizar), pero estos comentarios provienen de algunas personas de una clase social media y baja en especial; comentarios despectivos como: “ese indio”, “que se cree esa gente igualada”, solo por citar 2 ejemplos.

En una coyuntura política, la cuestión va empeorando ya que esas expresiones van tomando un tinte mucho más despectivo y va cargado con un buen porcentaje de odio. No podemos negar que esos comentarios provienen en primer lugar de personas con una relación laborar de dependencia, es decir de servidores públicos estatales y funcionarios de empresas privadas; así mismo de personas de clase baja que pertenecen al proletariado y con rasgos o ascendencia indígena que es lo peor.

¿Negación a su clase social?, ¿Odio y resentimiento a su clase?, ¿Falta de identidad de clase?, ¿Negación de sus orígenes?, ¿Cómo podemos explicar este fenómeno social?

En 2015 el argentino Rafael Ton, publica un ensayo titulado “El síndrome de Doña Florinda” que nos ayuda en parte a comprender este fenómeno y que incluso, fue utilizado por el ex presidente Rafael Correa en varias intervenciones.

Ton, Inspirado en la serie mexicana “El chavo del ocho”, realiza una analogía de los personajes y la sociedad de su contexto, que casualmente se equipara con las sociedades latinoamericanas y obviamente la nuestra, al momento de describir sus actitudes sacando las siguientes conclusiones:

Como mencionamos al principio, éste ensayo nos da muchas luces para poder comprender las actitudes de ciertas personas en referencia a su propia clase social, incluso negando sus orígenes y quizá exteriorizando su frustración.

Por las redes sociales escriben de todo y es una vía de expresión de odio y frustración de las Florindas y Florindos existentes, que generalmente lo hacen desde cuentas falsas, trolls y bots, por el miedo que se los identifique publicando insultos irónicamente a gente de su misma clase social.

Tienen una doctrina de que “lo de afuera es mejor”, consumen y “visten fino” pero a crédito en especial en los bancos e instituciones que les brinda un trabajo asalariado formal, o con ropa americana adquirida de la feria. En las fiestas pagano-religiosas, personas que se prestan del banco solo para aparentar y pasar el “preste” o traer a un grupo internacional que anime su fiesta, para luego estar en la ruina económica, claro, eso solo lo saben ellos. Asalariados que piensan que son capitalistas tan solo por tener algo más de ingresos, a lo que denomino “capitalistas sin capital”.

Piensan y se creen lo mejor, por ejemplo, el caso de las vacunas que los privados tenían la intención de comprar solo para “su sector” y debían ser de la mejor marca y más cara, por que no se vacunan con las de la chusma; no les interesa la historia de su país, no tiene cultura política, es perezoso a la lectura y aficionado a la tv basura y a los memes.

Los políticos, saben muy bien todo esto y sacan provecho de la situación, con el afán de dividir a las clases y lograr adhesiones que podrían favorecerle, quizá es por eso que un pobre vota a la derecha. En fin, es un tema muy interesante para profundizar y usted, ¿Conoce a alguna Florinda o Florindo en su medio laboral y social?

Salinas M. Eduardo

POLÍTICA CON FUNDAMENTO


2 respuestas

  1. Muy interesante su articulo. En Bolivia hay gente proletaria, empleada, que porque alguna vez tuvo un trabajo en el gob. por ej. de Banzer votan el resto de sus vidas por los neoliberales y los veneran, adoptando su forma de pensar. Es común que mucha gente de clase media baja odia a Evo y al MAS adoptando el discurso de sectores oligárquicos que ven en el MAS y Evo, una amenaza a sus intereses y por eso lo detestan. Asumen la posición de esos grupos de poder sin tener ninguna identidad real con ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *