¡La narrativa del fraude se cayó a pedazos!

Salinas M. Eduardo

POLÍTICA CON FUNDAMENTO

27 JUL. 2021

Mediante las redes sociales y medios de comunicación tradicionales, se fueron difundiendo innumerables publicaciones, textos, entrevistas, memes, monólogos, videos, etc., haciendo referencia al supuesto “fraude electoral” de 2019; lo cierto es que quienes difunden estas noticias nunca pudieron demostrarlo fehacientemente, es más, tuvieron un año entero para hacerlo y me refiero al gobierno de la Sra. Añez, pero jamás lograron probar lo que sostenían.

El día de hoy, la Universidad española de Salamanca publica un informe sobre un estudio que concluye que en 2019 no existió ningún tipo de manipulación a los sistemas informáticos y en especial del famoso TREP (Transmisión de Resultados lectorales Preliminares), no encontrando diferencias significativas entre todas las bases de datos utilizadas durante el proceso electoral.

Dicho informe, fue requerido a la mencionada universidad por la fiscalía general del Estado, bajo el rótulo: Análisis de integridad electoral, elecciones generales del Estado Plurinacional de Bolivia 20 de octubre de 2019.

El requerimiento surge en el marco de las investigaciones que realiza el Estado boliviano, sobre la narrativa del fraude que inició con movilizaciones de algunos grupos organizados especialmente en los departamentos del eje troncal, el amotinamiento de la policía y los militares, concluyendo con la renuncia de Morales a la presidencia en noviembre de 2019.

El informe pericial español, fue elaborado por el Grupo de Investigación “Deep Tech Lab de BISITE”, de la Fundación General de la Universidad de Salamanca, un equipo de primer nivel compuesto por expertos internacionales, con una amplia experiencia respaldada por prestigiosas universidades extranjeras.

Pese a la explicación de Juan Lanchipa (Fiscal General del Estado), no faltaron voces que tratan de desprestigiar dicho estudio, como por ejemplo diferentes analistas, políticos y demás gente interesada en mantener el discurso del fraude que a este punto ya está prácticamente hecho pedazos.

Argumentos como “El informe no es vinculante” de la pluma del analista Carlos Cordero, por supuesto que solamente hace “ruido mediático” ante una evidencia por demás demostrada por los peritos de alto nivel de esa universidad europea; al respecto, lo que afirma Cordero es una verdad a medias ya que, si bien el informe no es vinculante, también habría que recordarle que el informe de la OEA carece de rigidez científica y tampoco debería ser vinculante. En consecuencia, el afán de este personaje de colocar el informe de Almagro sobre el peritaje y estudio de la Universidad de Salamanca es más leguyelesco que real, teniendo en cuenta que la OEA perdió toda credibilidad con su sesgado y amañado informe que a leguas se nota que trata de validad el golpe de Estado de la mano de la oposición.

El informe de la organización de Almagro, contiene muchos vacíos y no contempla el concepto “fraude”, sino que con un juego de palabras solo menciona “acción dolosa” que tampoco pudieron probar; en cambio el estudio de los peritos de la Universidad de Salamanca, mencionan la imposibilidad de realizar una manipulación secuencial informática por lo que no existiría acción dolosa alguna, echando en tierra el informe de Almagro y del propio Ingeniero de Excel boliviano Edgar Villegas; éste último incluso fue catapultado mediáticamente por la CNN y sabemos que línea tiene esa cadena televisiva.

Otros voceros encargados de desvalorar este informe pericial, son diferentes conductores de programas radiales y televisivos, concediendo entrevistas a quienes desean minimizar a los expertos de Salamanca; así mismo, docentes de universidad que incluso se atreven a mencionar que quienes hicieron ese estudio, fueron “un profesor universitario y un alumno” de esa universidad, por supuesto, opiniones totalmente sin fundamento y meramente especulativas.

CREEMOS y sus representantes por su parte, mencionan que el informe presentado es “Un plan masista para evadir el fraude electoral que perpetraron el 2019”, según el diputado Erwin Bazán; por supuesto que estas declaraciones son políticas y tampoco presentan fundamento alguno.

Por su parte Carlos Mesa, el historiador golpista y promotor del discurso de fraude en Bolivia e instigador a la movilización ciudadana, al referirse sobre el informe requerido por la fiscalía lo tilda de “extemporáneo” manteniéndose en su línea contraria al MAS y tratando también de restarle importancia.

El gobernador de Santa Cruz, Fernando Camacho considera que este informe es “un nuevo atropello a la democracia”, recordemos que Camacho es también uno de los principales instigadores para la renuncia de Evo y del amotinamiento policial – militar además que ya tenía asegurado su asilo en caso de que las movilizaciones fracasaran (en consecuencia, es una evidencia más de que fue un movimiento golpista organizado y no de simples ciudadanos que actuaron por convicción)

Volviendo al informe del del Grupo de Investigación Deep Tech Lab de BISITE, sostiene que existió negligencias de la empresa Neotec (encargada del control del TREP) con la posibilidad de existencia de “usuarios no identificados con capacidad de acceso al sistema informático…Sin embargo, la manipulación de los resultados, imágenes de actas y registros de cada acción de manera coordinada sobre todos los sistemas se considera desde el punto de vista técnico altamente improbable debido a que para llevarlo a cabo sería necesario un equipo coordinado con acceso a todos los sistemas informáticos (tanto TREP como cómputo oficial) utilizados durante el proceso electoral”, cita el informe.

Para concluir, la ciudadanía debe tener en cuenta este informe que contradice al de la OEA a la cabeza de Almagro, perdió credibilidad internacional ya que optó por tomar una posición parcializada en el caso boliviano y afín a las políticas intervencionistas del gobierno estadounidense.

Otro punto a tomar en cuenta, es el resultado de las elecciones de octubre de 2020 donde el MAS obtuvo una mayoría con más del 55% de los votos, lo cual es también otra evidencia de que en 2019 el resultado en las urnas definitivamente lo favoreció siendo el discurso del fraude una simple excusa para interferir con su mandato.

Salinas M. Eduardo

POLÍTICA CON FUNDAMENTO


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *