Salinas M. Eduardo

POLÍTICA CON FUNDAMENTO

2 OCT. 2021

“La religión es el opio del pueblo” declaró Karl Marx, filósofo alemán que se convirtió en uno de los pensadores más influyentes en la historia, la religión es como una droga para el alma que alivia males, pero también provoca calamidades. No cabe duda que con ella es más fácil dominar a la sociedad, a las masas y guiarlas según conveniencia a un móvil determinado con antelación.

No confundamos la fe con religión, son dos cosas distintas…pero en Bolivia, en noviembre de 2019, la religión fue una herramienta utilizada por personajes por demás conocidos que llegaron al palacio de gobierno “con la biblia”, es así que podemos referirnos a estos hechos como un golpe cívico, militar, policial y clerical.

Pero ¿Cómo sucedió esto?

Para poder entender este fenómeno, remitámonos brevemente a los tiempos de la colonización española del continente; no es ajeno para nadie que la religión jugo un papel fundamental en la “conquista”, a tal grado que las cosmovisiones originarias fueron arrancadas de raíz por el catolicismo o en su defecto se sincretizaron.

Estuvieron presentes desde el desembarco de Colon en 1492, sacerdotes regordetes con una cruz gigante en las manos se esparcieron por el norte, por el sur, por el este y por el oeste; en lo que era el Ato Perú se establecieron con sus iglesias en las plazas principales de las nacientes ciudades en forma de damero y constituyeron misiones con jesuitas y franciscanos en los llanos orientales entrando en las mentes de los originarios y volviéndolos dóciles.

Las consecuencias de esas acciones están presentes aún en nuestros tiempos, todos son creyentes sean católicos o cristianos evangélicos y ante ello las clases pudientes contemporáneas sabiendo muy bien sobre la influencia religiosa en la mente, no dudaron ni un minuto en utilizar nuevamente la biblia y la cruz para el logro de sus egoístas y ambiciosos afanes económicos y políticos.

Nuevos actores, los mismos resultados.

Si bien hace 529 años atrás los actores eran europeos, hoy en día nuevos actores representando a Colón, a sus capitanes y a los curas regordetes de en otrora aparecieron en el escenario político boliviano; en este caso fueron oligarcas en el primer caso, militares y policías en el segundo y los herederos contemporáneos de la iglesia católica representados por sus jerarcas en el tercer caso, todos con la cruz y la biblia en mano procedieron a hacerse del poder de manera inconstitucional para cometer los actos más despreciables en pleno s. XXI en nombre del dios cristiano…

La iglesia católica y su accionar durante el golpe.

A continuación, cito algunos hechos protagonizados por la iglesia católica durante el 2019 y 2020:

https://www.opinion.com.bo/articulo/pais/abi-difunde-imagen-supuesta-reunion/20210320190146812484.html

https://www.la-razon.com/politico/2021/03/28/ipso-facto-en-2019/

https://www.la-razon.com/nacional/2021/08/30/la-iglesia-aboga-por-anez-y-dice-que-la-justicia-es-una-herramienta-de-revancha/

Estos ejemplos son por demás suficientes para tener una idea clara de la participación parcializada de la iglesia católica durante el golpe de 2019 en Bolivia, pero nos queda una duda:

¿Cuáles serían las razones en que se basa la iglesia católica para obrar de esa forma?

Una pregunta muy difícil de responder, pero sin el afán de especular, trataremos de añadir algunas razones más por las que la iglesia católica le tenía – o aún le tiene – repulsa a Evo Morales, a su gobierno y que le llevaron a obrar de esa forma:

¿Será que todos estos aspectos hicieron que la iglesia católica tome una posición política decidiendo apoyar la caída del gobierno de Morales?

Les dejo esta cuestionante para que Ud. amable lector reflexione al respecto.

Salinas M. Eduardo

POLÍTICA CON FUNDAMENTO


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *